You can fool all the people some of the time, and some of the people all the time,
but you cannot fool all the people all the time.
(Abraham Lincoln)

viernes, 5 de junio de 2015

Y no entiendo...

Veo por las calles de Madrid camionetas de reparto de una empresa de agua embotellada con el lema “el agua sube a tu casa”. http://www.aguaeden.es/agua-casa/
A la mía (y a la del 99,9% de españoles que tiene acceso al agua potable y al saneamiento) el agua viene subiendo desde hace decenios. En concreto sube por las tuberías públicas hasta llegar al grifo.
Otro cantar es lo que sucede en la mayoría de los países menos desarrollados (especialmente africanos) donde 750 millones de personas carecen de agua potable. Así un niño muere cada 15 segundos debido a enfermedades que se pueden atribuir al agua contaminada, el saneamiento deplorable y una higiene deficiente.
Conseguir agua en el Tercer Mundo es tarea de las mujeres y las niñas. El tiempo que invierten en recoger agua reduce el que pueden dedicar al cuidado de sus familias y al estudio. En zonas inseguras, salir a recoger agua conlleva el riesgo de ser víctimas de violencia y ataques. UNICEF calcula que, solamente en África, las personas caminan 40.000 millones de horas todos los años para abastecerse de agua.
Empresas y acomodados españoles y europeos a los que os suben el agua a casa a un sobre coste que sólo vosotros os podéis permitir. ¿Y si bebierais agua del grifo y lo que os gastáis en agua embotellada lo donarais a las instituciones y ONG’s que trabajan con penosa precariedad para llevar el agua potable a los más necesitados?

(foto Jaime Alejandre, Botswana, 1992)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada