You can fool all the people some of the time, and some of the people all the time,
but you cannot fool all the people all the time.
(Abraham Lincoln)

viernes, 7 de octubre de 2016

La suerte


Qué suerte más grande para los fabricantes de armamento poder tener siempre alguna buena guerra (ellos lo llaman “operación”) a mano, aunque si no la hay no dudan en inventarse artificialmente un conflicto y dar a unos y a otros sus viejos tirachinas para que empiecen a matarse en condiciones y ellos después dedicarse a rematar (sic) su cuentita de resultados vendiendo sus armas de las galaxias. Sí, qué suerte tienen algunos. Salvo los ciudadanos de Alepo, de Racqa, de Homs... ellos, suerte, lo que se dice suerte la tenían antes de que unos y otros decidieran usar su patio como campo de maniobras (algo que recuerda mucho a los nazis en la España de la Guerra Civil, por cierto).
Lo digo porque leo en prensa esto que espeluzna: “Las modernas armas rusas de largo alcance y de alta precisión, así como el equipo militar ruso, demostraron su fiabilidad y eficacia en la operación en Siria”, ha declarado el ministro de Defensa ruso”, Serguéi Shoigú. El ministro señaló que "muchos modelos modernos de armas rusas han sido probadas por primera vez en condiciones complicadas de una zona desértica, y en general demostraron su fiabilidad y eficacia. Hemos probado en la práctica armas de alta precisión y de gran alcance desde los buques de superficie y submarinos en las aguas del mar Caspio y el Mediterráneo. Por primera vez los aviones de la aviación estratégica emplearon en una situación de combate real los nuevos misiles con base en aire Х-101, con un alcance de hasta 4.500 kilómetros". Shoigú remarcó que la industria militar rusa está trabajando en nuevas armas avanzadas, que serán entregadas al Ejército en un futuro próximo. "Es importante que la experiencia siria haya sido tenida en cuenta en el desarrollo de nuevos modelos, así como en el servicio de los equipos existentes", subrayó el ministro ruso.
Al final, sólo es cuestión de esperar, de enterrar a los muertos y todo acaba por explicarse sólo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada