You can fool all the people some of the time, and some of the people all the time,
but you cannot fool all the people all the time.
(Abraham Lincoln)

sábado, 15 de octubre de 2016

Repugnante indecencia

En todos los aspectos de la vida hay que cuidar tanto el fondo de las cuestiones como la forma de las mismas. No sólo transmite un mensaje lo que hacemos sino cómo lo hacemos; no sólo lo que decimos sino cómo lo decimos.
Por eso me parece repugnante que el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, que se han reunido hoy en Lausana (Suiza) para hablar sobre la guerra en Siria, lo hayan hecho en un hotel de lujo (Grand Luxury Hotel Beau Rivage Palace Spa) mientras las bombas de unos y otros arrasan la impresionante ciudad de Halab (Alepo).
En Suiza está una de las tres sedes principales de Naciones Unidas. ¿No hay salón disponible allí? Sí, sé que se me dirá que no se debe hacer allí porque la reunión diplomática  no es multilateral en ámbito ONU sino bilateral entre estas dos potencias que siguen considerando el mundo como un penoso tablero de ajedrez. Entonces siempre se podría haber hecho en una embajada neutral, o en una oficina cualquiera del gobierno helvético. Cualquier cosa menos mandar esta repugnante imagen a los ciudadanos sirios que sobreviven entre escombros sabedores ya de que sólo la indiferencia exterior les aguarda, porque a esos del hotel no les importa nada en absoluto la gente de Alepo, ellos van a hablar de otras cosas. Por eso no les importa hacerlo en un escenario inhumano… (fotos en google de varias fuentes periodista.digital.com, 20minutos...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada