You can fool all the people some of the time, and some of the people all the time,
but you cannot fool all the people all the time.
(Abraham Lincoln)

lunes, 24 de octubre de 2016

Una de melancólicas quejas

Hoy que todo el mundo habla de “abpsoetenciones”, como yo os refiero a mi blog de fecha 13 de agosto (“¿No se le ocurre al PSOE otro juego malabar para irnos preparando al “ciudadanaje” para una abstención en segunda vuelta que dé el gobierno al PP…? Y luego vendérnoslo como responsabilidad de Estado…”
aprovecho para desmarcarme de la actualidad y colgar un par de menudencias, de melancólicas quejas menores:
1ª Melancolía.- Estaba mi padre en México en viaje oficial. El autobús que llevaba a la delegación iba de continuo en dirección prohibida precedido de dos policías motoristas que abrían paso. Ingenuo mi padre dijo, “¡pero que os van a poner una multa!”. La antológica respuesta, paradigma del ejercicio del poder hoy en día urbi et orbe fue: “No es caso, mi jefecito, nosotros somos la puritita ley… y además, autoridad que no abusa, se desprestigia”.
Hispánico ejemplo: Una de cada dos mañanas al pasar por el Paseo de la Castellana a la altura del Ministerio del Interior, veo que la Guardia Civil manipula sin lugar a dudas un semáforo que hay antes de la plaza de Colón para garantizar la salida de cierto coche oficial. Y por si acaso alguien se quiere despistar, además se ponen a dirigir el tráfico a su albur.
Otro más: Cuando yo vivía en Plaza de Castilla todas y cada una de las mañanas a las ocho un furgón policial trayendo presuntamente presos a los juzgados, conducía, sirenas al viento, por el carril contrario de la calle Mateo Inurria para llegar a tiempo. En vez de madrugar un poquito y salir algo más temprano de Soto del Real es mejor tirar de sirena…
2ª Melancolía.- Llevo años dando clases de comunicación estratégica para instituciones y tengo que resaltar, como paradigma de la más sutil manipulación, el telediario de RTVE 1 desde hace cinco años. ¿Qué país ocupa todos, pero todos los días buena parte de las noticias de internacional? ¿China y los derechos humanos? ¿Arabia Saudí y el petróleo? ¿La guerra en Siria, en Afganistán, en…? ¿Algún país indispensable para nuestra política exterior como Marruecos? ¿La hambruna de varios países africanos? ¿Algún país pequeño pero de gran interés geoestratégico como Líbano?
Pues no, todos, pero todos los días nos vienen con cualquier noticia, por menor o local que sea, de un país de tamaño medianito, de 31 millones de habitantes, que ocupa el puesto 30 de PIB mundial, sin importancia ninguna en el concierto internacional, apenas un poco influyente en el contexto regional… ¡Tachán! Sí, Venezuela. Venezuela, que en el contexto internacional pita lo mismo que Ghana, Bangladesh, Nueva Zelanda o Laos… Pero haced la prueba, decid en voz alta “Venezuela”, aunque sea hablando de bailar bachata, y el 100% de quien lo oiga pensará inmediatamente en “Podemos”. Unos genios de la comunicación demagógica los del Telediario, ¡chapeau!

Y hasta aquí mis melancólicas quejas de hoy…
(fotos farodevigo.es, todosobretuciudad.blogspot.com, y freepik.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada